Izquierda Unida Madrid se opone frontalmente a los cambios organizativos y el cambio de horario de atención de los centros de Atención Primaria.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha decidido reducir el horario de atención de los centros de salud de toda la Comunidad. Con la oposición de la mayoría de los sindicatos presentes en la mesa sectorial, la Consejería propone reducir drásticamente el acceso a las consultas médicas y de enfermería de los centros de Atención Primaria de los ciudadanos y ciudadanas de toda la Comunidad de Madrid sin haber alcanzado el mínimo acuerdo con profesionales ni pacientes.

Utilizando como excusa la conciliación familiar de los profesionales, la Consejería propone que las consultas de medicina familiar, pediatría y enfermería terminen a las 18:30 h, cuando actualmente prestan atención de 8:00 h a 21:00 h y pretende que a partir de las 18:30 h solo se atiendan urgencias.

Este cambio de horario implicará:

  • Que se pierda la continuidad asistencial, ya que los pacientes afectados no van a ser vistos por su médico ni su enfermera, sino por el que esté de guardia
  • Que se agrupen los profesionales en el horario de mañana en unos centros que carecen de espacio.
  • Que las enfermeras estén menos tiempo en consulta porque tienen que cederlas a los médicos.
  • Que todos los profesionales vean reducido su horario de atención a cuatro horas y media cada día según reconoce uno de los dos únicos sindicatos que apoya la propuesta, AMYTS.
  • Que los profesionales atiendan en salas de reuniones o similares a los pacientes por teléfono cuando no dispongan de sus consultas por estar ocupadas por ese agrupamiento, imposibilitando el secreto profesional.
  • Que se tengan que invertir en nuevos espacios con ordenadores y teléfonos para realizar su trabajo, dado que los de las consultas estarán siendo utilizados por otros profesionales.

¿Cómo se piensa acabar con la enorme presión asistencial y el ritmo frenético de trabajo de los profesionales si se reduce el tiempo real de atención? Si disponiendo de su consulta el 100% del tiempo, atienden a más pacientes de lo que sería recomendable, ¿cómo van a poder hacer su trabajo eliminando una tercera parte del tiempo de consulta?

Esta ocurrencia de la Comunidad de Madrid no es más que una medida para degradar y desmantelar los servicios de Atención Primaria, servicios que deberían protegerse y dotarse de más recursos de los que tiene en la actualidad.

Izquierda Unida Madrid llama a la movilización de profesionales y pacientes para frenar este ataque a la Atención Primaria, a nuestros servicios de salud, que deben dotarse con mayores recursos económicos, humanos y materiales, y no sufrir más recortes como propone el Gobierno del Partido Popular con el apoyo de Ciudadanos. Si los centros de Atención Primaria son la puerta de entrada al Sistema Nacional de Salud, no vamos a permitir que NOS CIERREN LA PUERTA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *